Esto no es crítica: Un hotel en ninguna parte de Mónica Gutiérrez.

Hola a todas y todos, estoy de vuelta con esta sección. Es que a mí los arranques me dan por periodos, por eso había dejado de escribir, aunque no de leer. Como había dicho, no opinaré sobre todo lo que lea, porque, en primer lugar, soy una tremenda holgazana; y, en segundo, a veces, aunque quiera, no me queda tiempo. Pero ya basta de excusas.
Leí, en una tarde en la que no quise levantarme de la cama (aunque tenía que analizar unos cuentos, pero estos análisis son tan extensos y exhaustivos que si no hay ganas es mejor no hacerlos) “Un hotel en ninguna parte” de Mónica Gutiérrez. Casualmente (y como le mencionaba a mi gente de facebook) ya había leído una obra de esta escritora: “Cuéntame una noctalia”, lectura que en su tiempo también encontré agradable; es una de esas lecturas que yo recomendaría para relajarse cuando no se busca algo que nos exalte demasiado, cuando sólo queremos soltar uno que otro suspiro, cuando no queremos drama innecesario.

Con “Un hotel en ninguna parte” resulta igual.
Copio aquí la sinopsis de la novela.
¿Quién dijo que las segundas oportunidades no podían ser las mejores? No importa lo mucho que te escondas: cuando el amor viene a por ti, te encuentra.
A Emma Voltarás no le queda nada: ni trabajo, ni casa, ni pareja. Por eso acepta una oferta para trabajar todo el invierno en El Bosc de les Fades, un hotel escondido en un bosque. Allí aprenderá que todo lugar extraordinario esconde secretos pero ¿no es ese el mejor punto de partida para empezar de nuevo? Y es que cuando no te queda nada allí de dónde vienes no tienes más remedio que seguir adelante.
Emma pronto descubrirá que la amistad puede encontrarse en cualquier lugar, por muy escondido que esté, quizás de la mano de una camarera de habitaciones hada madrina, o de una niña extraordinaria, o de un viejo escritor necesitado de ternura, o de un cocinero que le abrirá las puertas de los escenarios, o de un surfero que se hace mayor a su pesar, o de una jardinera susceptible; o, quizás de la mano de un hombre huraño y maravilloso capaz de devolverle la ilusión por volver a bailar sobre zapatos de cristal entre las flores de un jardín encantado.
Sin mapas.
Sin prisas.
Sin condiciones.
Ven a perderte en El Bosc de les Fades.
Y bien, como notarán, es una historia romántica (sí, a veces me entran ganas de leer cosas románticonas, y no sólo de escribirlas xD).
Primero tengo que mencionar que el desarrollo de la historia entra dentro del género epistolar. Sí, todo se nos cuenta a través de cartas que los diferentes personajes se envían entre sí. Esto al tiempo que proporciona cierta noción de intimidad también nos limita el desarrollo de los acontecimientos a simples relatos anecdóticos, lo que a algunos les resultaría un poco soso, porque esto prácticamente impide el desarrollo de situaciones excesivamente dramáticas y limita también la interacción entre los personajes, pero es precisamente lo que, para mí, resulta su punto fuerte. El resultado es una historia amena, sobriamente relatada, agradable y nada pretenciosa. Punto. (Como ya había mencionado, ya había leído a la escritora con anterioridad, y debo mencionar aquí que su estilo se mantiene, al igual que la temática).
La temática, como leyeron en la sinopsis, son las segundas oportunidades. Nuestra protagonista acaba de salir de una relación desastrosa, una relación que, mientras leemos sus cartas, intuimos más de admiración que de romance, de una entrega surgida de gustos afines y de mantener a esa persona (se refiere siempre a él como Il Maestro, lo que dice mucho de la posición que en verdad este hombre había tenido en su vida) muy por encima de lo que en verdad debería estar. Cuando Emma habla de este hombre de su pasado, notamos que no había una relación de igual a igual, y que si había amor entre ellos, era por ese amor que ambos compartían por la música.
Samuel, en cambio (no como dice la sinopsis) sólo resurta huraño y taciturno porque disfruta la soledad. Disfruta su jardín. Ama el hotel y quiere sacarlo a flote, quiere que todo le salga bien. En ningún momento es en verdad violento y mucho menos dominante, y tomando en cuenta la tendencia moderna con los protagonistas masculinos, esto es un punto importantísimo a destacar. Se menciona que ya ha tenido un matrimonio fallido, pero no se interioriza en este aspecto, y más sólo sirve para reforzar, aunque superficialmente, todo este asunto de las segundas oportunidades.
Los demás personajes son agradables, están para lo que están: acompañar y demostrarle a Emma que hay mucho más en esta vida que sólo la autocompasión. Por esto mismo en su mayoría son todos de carácter alegre y un tanto entrometidos, pero cada uno aporta su granito para que Emma vaya descubriendo el valor de lo que ahora tiene, el amor que siempre le ha profesado a la música, y el nuevo enfoque que toma para la misma; porque al terminar su antigua relación, había dejado de tocar bien. Esto demuestra el grado de dependencia que había generado y que tan intensamente intentaba superar.
 Como no me canso de mencionar, no esperen mucha complejidad aquí. La escritora quiso relatar una historia agradable, con sus toques divertidos, pero dejando de lado el drama y el sentimentalismo exagerado (aunque hay sus líneas cursis y recontracursis) y eso es lo que, a mí parecer, entrega. No hay sucesos excesivamente dramáticos, y en general el tinte de la historia es optimista y alegre, la típica historia con el típico final feliz. Pero esto no tiene de malo, porque, como decía, no hay pretensión aquí. Desde el inicio la nota la intención de la escritora, y como dicen, sobre aviso no hay engaño.
Con esto termino mi opinión. Recomiendo esta historia romántica (entre dos personas mayores de 30, de ahí la poca explosividad) por su narración amena y porque va a lo que va. A parte, de vez en cuando se necesita leer algo dulce que no abuse de diabético.
Saludos.
PD: Tengo entendido que esta escritora se autopublica, o lo ha hecho alguna vez en su vida al menos. Así que ya saben, sólo falta animarse.


Comentarios

  1. awww tan cinico en el amor que me hace falta leer algo bonituuu :3

    gracias por la recomendacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te guste. La verdad es que para pasar el rato está bien.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Te espero pronto.