Amnesia Saga de vídeojuegos de terror.

Esta entrada quería escribirla desde hace tiempo, desde que jugué A Machine for Pigs, pero como me decidí a jugar The Dark Descent, pues no quedó de otra que esperar. (Aunque escribo esto sin haber finalizado TDD aunque ya estoy en la última parte) (Y aunque me gustan los vídeojuegos creo que nunca he hablado sobre ellos en el blog… creo).
Últimamente no soy todo lo gamer que me gustaría ser, y eso porque soy una mujer más de consolas y ahorita con las consolas ando nula; y mi computadora tampoco es tan buena. Por suerte, la saga Amnesia, no peca de pretenciosa a pesar de tener un espectacular apartado gráfico, así que cualquier computadora sencillita puede correr ambos juegos. Si te va el terror psicológico recomiendo ambos juegos ampliamente. Si no quieren tener una introducción tan pesada, recomiendo empezar con A Machine for Pigs, que es más ligerito con respecto a los ataques cardiacos que provoca. Si quieres gritar como si no hubiera mañana, pues The Dark Descent es la elección adecuada.
Bien, pero hasta este punto, no he hablado de los juegos en general.
El primero que jugué fue A Machine for Pigs, en este juego nos toca desempeñar el papel de Mandus, el dueño de una planta procesadora de alimentos que, por razones misteriosas, despierta y no es capaz de recordar nada. Una escena inicial nos muestra la misión que tendremos que cumplir a lo largo del juego: buscar a nuestros hijos. (Bueno, los hijos de Mandus, pero ya comprenden XD). Los escenarios, la música y la atmósfera son geniales, grandiosos, sorprendentes. El ambiente está tan bien logrado que hasta resulta poético (y no estoy exagerando), la ambientación es pura literatura y es en esto en lo único que logra aventajar a su predecesor, porque en cuanto a materia de sustos y dificultad (a menos que seas primerizo) se queda corto. La historia es genial (y no ahondaré más para no dar spoilers, en serio arruinaría la esencia del juego), y no nos la dan de una manera clara, aunque tampoco resulta difícil descubrirla, hay que ir armando y juntando tanto los recuerdos, como las llamadas telefónicas y las notas que encontramos en el camino.
La dinámica del juego entonces es la exploración. Exploración pura y llana con la ayuda de una linterna que nunca se acaba (a diferencia de TDD) y de paso que recolectamos recuerdos y notas, vamos resolviendo acertijos en verdad bien sencillos que no representarán un dolor de cabeza para nadie. A pesar de la baja dificultad, si hay en el juego como dos o tres situaciones de tensión extrema. (Mucho más si no estás familiarizado con este tipo de juegos) que te harán pensar en dejarlo un momento. Además, la sensación de que alguien te está viendo, siguiendo, respirando contra la oreja... eso siempre.
En cuando a los villanos, prácticamente sólo vienen de una forma: cerdos. Me gustaría ahondar en el asunto, pero sería spoilers, y eso, como ya dije, arruinaría por completo el juego. El diseño de los cerditos mutantes experimentos genéticos (estoy exagerando) me parece decente, y sus gemidos, perturbadores. No son todo lo escaofriantes que podrían ser, pero funcionan.
Por esto que he dicho AMFP ha sido considerado por los gamers como un mal juego. Uno pésimo, en realidad. Pero yo no opino lo mismo. La historia es bastante entretenida, no original en toda la extensión de la palabra, pero sí bien desarrollada y llevada a cabo. Le falta dificultad, como ya he mencionado, pero considero que es esto lo que lo hace un excelente juego introductorio al género. Si nunca han jugado un verdadero videojuego de terror, éste sirve para iniciarlos. En lo personal lo disfruté y me entretuve bastante. Quedé fascinada con el desarrollo del juego. En verdad es algo bien logrado.

The Dark Descent es el primero de la saga y el segundo que jugué del género (bueno, tercero, pero Outlast todavía no lo continúo, bueno, y esto sin contar Nanashi no Game, que aunque corto, también es bueno, y Dementium, que me gustó bastante). El protagonista es Daniel, un hombre que despierta dentro de un terrorífico castillo y que ha perdido completamente la memoria (por algo la saga se llama AMNESIA). Tenemos que explorar ese inmenso castillo, y hasta aquí no parece la gran cosa pero contrario a AMFP tenemos que considerar ciertas cosas: primero, el nivel de cordura. Estar mucho tiempo en la oscuridad, presenciar algún suceso que desafíe la lógica o algo tan sencillo como el viento corriendo las cortinas va a ser mella en la tensión psicológica del individuo al punto en que él mismo comienza a distorsionar la percepción que tiene de su entorno. Genial, ¿no? Esto es lo que le da algo de dificultad al juego. Otra dificultad es la oscuridad misma. A pesar de que, cuando estamos siendo atacados, la oscuridad y los lugares encerrados nos sirve de resguardo, cuando no es así tenemos que cuidarnos de ella. Para esto se nos facilita una lámpara de aceite y varios yesqueros, para encender velas y lámparas que nos encontramos a lo largo del camino. Estos ítems, por supuesto, no se venden en ningún lago, lo vas encontrando mientras exploras y tienes que aprender a administrarlos. Los acertijos no son tan difíciles, te darán dolor la cabeza uno que otro, pero nada extremo. La tensión viene, sin embargo, en la movilidad para cumplirlos. Tienes que visitar y volver a visitar lugares en donde no te han pasado cosas muy bonitas y eso aumenta el nerviosismo. Por supuesto nadie en su sano juicio querría regresar a esos lugares, pero a veces ahí encuentras las piezas del puzzle que hacen falta para avanzar al siguiente lugar. Esto hace que el juego no se sienta tan lineal. (A diferencia de AMFP).
La ambientación es algo más rústica pero está bastante bien considerando el tiempo y el lugar en el que se lleva a cabo el juego (y el año de lanzamiento del juego). Incluso, aunque recurren a lugares tan típicos como prisiones (cómo odié esa parte) lo hacen de una manera tan lograda que en realidad sentirás la tensión de estar transitando pasillos tan estrechos y oscuros. La música y la iluminación son fantásticas. Los juegos de luces son... ¿cómo es que este juego sólo pesa 1G? Y los llantos, los gemidos y los gritos son tan oportunos que no te queda más que amar a los desarrolladores por todos los sustos que te saca. Oh, porque TDD es mucho más terrorífico que su hijo AMFP, eso se los aseguro. La tensión que este juego genera hizo que en ocasiones no pudiera jugar más de 30 minutos seguidos. Tuve que hacer varias pausas a lo largo del juego porque el nerviosismo, el miedo de encontrarse una de esas entidades diabólicas con sus rostros distorsionados y su manera errática de caminar y sus lamentos... ¡No, es que este juego no es de dios! ¡Lo amé!
La historia se desarrolla de manera sutil, que es, a mi parecer, la esencia de la saga y cosa que ambos juegos tienen. No te la tiran de sopetón y así como AMFP tienes que ir armándola a medida vas recordando cosas y recolectando notas.
En realidad, la historia de ambos juegos vale mucho la pena. No por su originalidad sino por su desarrollo (y porque se atrevieron a hacer un vídeojuego de terror sin hospitales psiquiátricos, eso está tan trillado). Si alguien alguna vez dijo que un videojuego no puede contar una historia decente, es porque no ha jugado Amnesia. Estos juegos son casi poéticos. Es como jugar una novela de terror. Altamente recomendables y muy jugables a pesar de su sencillez (me refiero al modo exploración que tan aburrido puede resultarle a más de uno). Así que, si pueden, los invito a que le den una oportunidad. Las posibilidades de que se lleven una decepción son bastante bajas.
Y así concluye esta entrada. Si alguien ya los ha jugado o planea hacerlo, pues ahí está la cajita de comentarios para que me compartan su entusiasmo. Muchas gracias por llegar hasta aquí.
Saludos.

PD: Dejo un muestra de "gameplays" que nunca seguí, pero que quedaron grabados para la posteridad... Yep, esa es mi voz jajajja.

Comentarios

  1. Ahorita que mencionas ese juego, tengo un amigo que me contaba que le daba miedo jugarlo

    Yo a veces quiero jugar pero mi computadora no da para mucho y no tengo consola :(

    Saludos, que estés bien

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Te espero pronto.